16 de junio de 2015

El olor a verano somos nosotros.

Ahora que ya he retirado los apuntes del escritorio, es hora de ponerse las zapatillas, de atarse los cordones. Es hora de dormir mucho. De mejorar en inglés y francés. De tomar el sol. De escuchar música en la arena. De comer con los amigos. De sandía. De helado.
Hay tantas cosas de las que tengo que disfrutar en estos tres meses que me faltan palabras.
Pero sinceramente... Entre ellas, me falta un contigo.
No es suficiente con sonrisas infantiles, porque algún día echas a volar y me dejas sola, ángel, yo quiero más.
"Somos cuestión de tiempo."